Saltar al contenido

Animales anfibios

anfibios
Animales anfibios
4 (80%) 5 votes

Criaturas antiguas, vestigios de la evolución de las primeras criaturas marinas hacia las terrestres. Los animales anfibios son vertebrados, poiquilotermos y anamniotas que se caracterizan por atravesar un proceso de metamorfosis que conlleva grandes cambios en sus organismos atravesando una fase larval herbívora con respiración branquial para luego llegar a una etapa adulta con respiración cutánea, pulmonar y bucal y hábitos carnívoros.

animales anfibios

Son animales de piel delgada y fina, siempre húmeda pues complementan su respiración a través de ella.

Los reptiles y los peces corredores pueden ser considerados por la cultura popular como anfibios debido a su capacidad para vivir en el agua y en la tierra, pero carecen de las características ya mencionadas anteriormente. Por esta razón se clasifican como reptiles y como peces respectivamente.

Características de los animales anfibios

Los animales anfibios cuentan con variadas y curiosas características que los diferencian o comparten con otras especies animales. Algunas de ellas son:

Son poiquilotermos

Son animales cuya temperatura corporal varía con la temperatura del medio ambiente, es decir, carecen de mecanismos regaladores de la temperatura. Si se encuentran muy fríos acuden a zonas soleadas y si su cuerpo está muy cálido, ingresan al agua.

Piel fina y húmeda

Puede ser lisa o rugosa dependiendo de la especie, no tiene escamas ni pelos y cuenta con glándulas cuyo objetivo es proteger al animal del medio, respirar y expulsar sustancias tóxicas cuando el animal se siente amenazado.

Tiene una pigmentación con colores llamativos que les permite advertir a otros animales de la potencia de su veneno o colores sobrios y naturales que les permiten camuflarse en su entorno.

La piel fina y altamente vascularizada les permite realizar el intercambio gaseoso tanto en el agua como fuera de la misma. La respiración cutánea de algunos anfibios, complementa la respiración pulmonar.

Ojos grandes

Los ojos de los anfibios cuentan con una gran circunferencia, llegando a notarse saltones, esto con el fin de visualizar con facilidad a sus presas pues al ser en su mayoría insectos, son pequeños y escurridizos.

Sus pupilas pueden ser verticales en el caso de las especies nocturnas, horizontales y redondas en anfibios diurnos.

Extremidades

Observando las patas de los anfibios podemos determinar sus hábitos, si son palmeados significa que habitan mayormente en el agua, si presentan almohadillas son anfibios que trepan sobre la vegetación. Presentan cinco dedos en las patas traseras y 4 en las delanteras.

Las patas de sapos y ranas están adaptadas para el salto mientras que las de las salamandras les permiten correr y desplazarse por la tierra.

Respiración

Mientras son larvas, los anfibios respiran a través de branquias como los peces. Luego, al entrar en la vida adulta, las reabsorben y empiezan a practicar la respiración pulmonar y la cutánea pues su piel húmeda, fina y altamente vascularizada permite el intercambio de gases.

También pueden respirar a través de la garganta. La piel cercana a la misma cuenta con las mismas glándulas y poros que permiten la absorción de oxígeno.

La respiración pulmonar de los anfibios es menos eficiente que la cutánea, pero, aún así aporta la mayor parte del oxígeno al animal. Los anfibios con los pulmones más desarrollados son los sapos y las ranas.

Alimentación

Los anfibios son animales carnívoros cuya dieta se basa en insectos, gusanos, arañas y babosas. Cuando se encuentran en estado larvario se alimentan de plantas acuáticas.

Los anfibios de mayor tamaño llegan incluso a alimentarse de peces, larvas y pequeños mamíferos. Al elevarse las temperaturas y escasear el alimento, entran en un estado conocido como “Brumación” un estado en el cual su metabolismo y consumo de líquidos se reduce considerablemente.

Reproducción

Los anfibios son animales ovíparos de fecundación interna o fecundación externa (en ese caso son ovulíparos) Las hembras cuentan con dos ovarios y los machos con dos testículos.

En el caso de la fecundación interna no existen órganos copuladores, el macho libera un espermatóforo o capsula de esperma y la hembra lo toma y lo introduce en su cloaca.

Para la fecundación externa el macho abraza a la hembra en una maniobra conocida como “Amplexus” la hembra libera los huevos bien en grupos o sueltos y el macho los fecunda con su esperma.

Cuando se encuentran en una etapa reproductiva, normalmente en época lluviosa, se reúnen en numerosas comunidades en las cuales los machos emiten cantos para atraer a las hembras.

Circulación

Es diferente en ambos estados del desarrollo anfibio.

En estado larvario presentan una circulación similar a la de los peces, cuentan con una aorta ventral con cuatro arterias, tres van a las branquias y la última comunica con los pulmones.

En estado adulto desaparecen las branquias y los pulmones se desarrollan, la circulación se vuelve doble y se separa en circulación mayor y menor. Cuentan con un corazón tricameral formado por un ventrículo y dos aurículas parcialmente divididas.

La circulación mayor recorre el cuerpo mientras que la menor solo lo hace hasta los pulmones de donde la sangre oxigenada parte al corazón y se mezcla con la desoxigenada. Al salir del corazón la sangre atraviesa una válvula con forma de espiral denominada válvula sigmoidea, esta estructura separa la sangre desoxigenada y la sangre oxigenada dirigiéndola hacia los pulmones y hacia los órganos respectivamente.

Aparato digestivo y excretor

La boca de los anfibios se caracteriza por poseer un gran tamaño y contar con dientes muy pequeños y débiles. Su lengua es carnosa, sujeta por la parte delantera y libre detrás con el fin de proyectarla hacia el exterior. No mastican a sus presas sino que las tragan enteras. En algunos casos la presionan contra los suaves dientes superiores para triturarla ligeramente.

El estómago tiene forma tubular, tienen dos riñones, una vejiga e intestino grueso.

Como final de su sistema digestivo, urinario y excretor cuentan con una cloaca, al igual que aves y reptiles.

Animales anfibios

Los anfibios se dividen en tres grandes clados:

Anuros o anfibios sin cola (sapos y ranas)

Se caracterizan por tener cuerpos rechonchos con extremidades posteriores muy desarrolladas para el salto. No poseen cola pues la pierden en su estado larvario. Algunos ejemplos con imágenes de sapos y ranas son:

Rana Kirthisinghe: Habita en grietas, bajo rocas y en superficies planas húmedas.

Rana arborícola Parjacti: Solo se ha visto una vez en la década de los 70, no se conoce nada sobre esta especie.

Rana Gardiner de las Seychelles: Es la rana más pequeña del mundo, llega a medir solo 11 mm.

Sapo del Lago Oku: Cuenta con garras diminutas y un tamaño de 31 mm, su cuerpo tiene forma de pera y sus extremidades son largas y estrechas.

Rana de palma Seychelles: Registrada como una nueva especie en 2002, se desconocen aún sus hábitos reproductivos.

Urodelos (tritones y salamandras)

Se trata de anfibios con cola. Las salamandras y tritones son animales tetrápodos, es decir, con cuatro extremidades. También suelen ser similares a pequeños lagartos.

Algunos de ellos son:

Tritón Luristán: Es muy atractivo debido a sus colores, sin embargo es altamente venenoso.

Tritón Chinhai: Es un tritón espinoso que hiberna en los fríos meses de invierno para luego aparearse y emigrar hacia un lugar adecuado para poner sus huevos.

Salamandra de la montaña Paghman: Habita exclusivamente en el agua.

Ápodos (sin extremidades)

Son los anfibios más extraños. Son conocidos como cecilias o cecílidos, habitan en regiones tropicales muy húmedas en las cuales habitan bajo el suelo.

Pueden llegar a medir entre 9 centímetros y 1,5 metros. Son ovovivíparos con fecundación interna, poseen cabezas aplanadas, piel lisa con surcos y muy resistente para palpar su entorno. A ambos lados de la cabeza cuentan con tentáculos con los que determinan los olores.

Diferencias entre ranas y sapos

Si te preguntas cómo diferenciar una rana de un sapo continúa leyendo. Existen algunas diferencias típicas entre ambos animales, aunque una verdadera diferenciación se realiza a nivel celular, analizando la estructura celular y genética del animal.

Los sapos tienen la piel más seca y áspera.

Las ranas tienen la piel lisa, brillosa y húmeda.

Las ranas tienen extremidades largas y estilizadas que les permiten altar con gran agilidad.

Los sapos tienen extremidades más pequeñas y regordetas, su salto no es tan ágil como el de las ranas.

Las ranas prefieren hábitats más húmedos, habitan casi mayormente en el agua.

Los sapos habitan mayormente en la tierra y en lugares más secos.

Los sapos ponen sus huevos en hilera

Las ranas ponen sus huevos juntos como si se tratara de una nube.

Amenazas para los anfibios

Los anfibios raras vez se ven amenazados por depredadores, muchos de ellos son altamente venenosos y hasta el sapo común o bufo, puede llegar a matar a un perro. Solo depredadores especializados suelen alimentarse de ellos.

El verdadero peligro para los anfibios es la contaminación de sus hábitats, son animales muy delicados que absorben muchas sustancias a través de su piel.

Algunos anfibios también se encuentran en peligro debido a brotes de hongos y enfermedades para las cuales no cuentan con defensas naturales.

¿Qué hacer si mi mascota es envenenada por un bufo?

Quienes tienen perros cazadores probablemente vivan la aterradora experiencia de verlo cazar un sapo bufo. La toxina secretada por este sapo puede provocar una severa reacción en el sistema circulatorio de tu animal, provocando incluso, su muerte.

En caso de envenenamiento ofrécele a tu perro leche para inducir el vómito y acude inmediatamente al veterinario.