Saltar al contenido

Animales que respiran por estomas

animales-que-respiran-por-estomas
Animales que respiran por estomas
3.9 (78.33%) 24 votes

Los estomas son definidos en la botánica como estructuras celulares que permiten el intercambio gaseoso. Están conformados por dos células oclusivas delimitadas por un poro denominado ostiolo. Los estomas cambian de tamaño regulando el tamaño de la entrada de oxígeno al organismo.

En los animales no existen estomas, órganos similares se denominan células glandulares y estigmas, pequeños órganos que regulan la entrada del aire al organismo del animal.

Estomas para la respiración cutánea

Es el sistema más similar al estoma de las plantas. La piel de los anfibios se encuentra recubierta por una especie de moco que la mantiene húmeda y lista para respirar. La piel es muy fina y llena de vasos sanguíneos, en ella encontraremos células epiteliales y células glandulares.

Las células glandulares permiten el paso de oxigeno hacia los vasos sanguíneos que recorren la piel del animal.

Este tipo de respiración es practicada por lombrices, sapos, ranas, anémonas y medusas.

Las células glandulares permiten la respiración bajo el agua, es por ello que se trata de un método empleado por los anfibios, quienes pasan la mayor parte de su tiempo refugiados en el agua.

Estigmas para la respiración cutánea

Se trata de pequeños poros rodeados por válvulas conectadas a los músculos del animal y cuyo objetivo es actuar como válvulas de cierre y admitir la expulsión de dióxido de carbono o el ingreso de aire hacia el animal.

Los estigmas se encuentran rodeados de estructuras defensivas similares a microscópicos vellos, esto les permite impedir el paso de parásitos y polvo hacia dentro de las tráqueas del animal.

Este tipo de respiración es común en todos los insectos, y en los arácnidos es complementado con pulmones.

Neumostomas para respiración pulmonar

Es un órgano que encontramos detrás del ojo derecho del caracol, se abre mediante controles musculares y admite el paso del aire hacia el interior del caracol y luego, su posterior salida.