Saltar al contenido

¿Cómo nacen las ardillas?

como nacen las ardillas
¿Cómo nacen las ardillas?
4.5 (90%) 4 votes

Las ardillas son pequeños mamíferos de hábitos arborícolas. Existen numerosas especies por lo que el tiempo de destete, el tamaño de la camada y el período de gestación dependerán de que especie observemos.

Reproducción de las ardillas

Son animales solitarios con excepción de la época de apareamiento. En este punto todas las especies pueden coincidir en costumbres y hábitos. Por lo general las hembras son fértiles a inicios de primavera cuando alcanzan los 10 o 12 meses de edad. Cuando esto sucede emiten olores y vocalizaciones para atraer otras ardillas machos de territorios cercanos.

Los machos al coincidir en un territorio con hembras fértiles tienden a  luchar entre si por el dominio. El macho vencedor se aparea en múltiples ocasiones durante varias semanas, esto mismo realizan las hembras al encontrarse con otros machos.

Cuando la copula finaliza, los machos taponan la vagina de la hembra con un tapón de cera no seminal cuya función es impedir que la esperma de otro macho fertilice a la hembra.

Luego del apareamiento sigue un periodo de gestación de entre 44 y 27 días dependiendo del tamaño y la especie de la ardilla.

Nacimiento de las ardillas

Dependiendo de la especie, una ardilla puede tener entre 2 y 15 crías por camada. Dependiendo del ambiente, algunas ardillas pueden tener hasta dos camadas por año. La ardilla india rayada tiene hasta 3 camadas en un año.

Las crías suelen nacer en verano o en primavera. El parto se da durante la noche y la ardilla puede llegar a tener hasta nueve cachorros. Durante los últimos días de la gestación la hembra no abandona el nido.

Las crías apenas pesan 4 gramos, no tienen pelo, son ciegas con los parpados muy juntos y nacen sordas. El olfato es muy desarrollado, esto les permite orientarse y ubicar la leche y las mamas.

A los 35 días de vida suelen abandonar el nido para explorar, a los 50 días se destetan y empiezan a alimentarse de comida sólida. Generalmente a los 3 meses se separan de sus madres.