Saltar al contenido

¿Cómo nacen las babosas?

como nacen las babosas
¿Cómo nacen las babosas?

Las babosas son moluscos gasterópodos que pertenecen al orden Pulmonata. Pueden tener conchas internas o externas. Las especies de gran tamaño son conocidas como taveras. El cuerpo de la babosa es largo y puede medir entre 1 y 15 cm de largo. En la cabeza tienen cuatro antenas y la boca. En las antenas superiores llevan ojos, órganos táctiles y olfativos.

En la boca incluyen dos mandíbulas con dientes y una lengua dentada o rádula.

La babosa es un animal nocturno y su actividad varía de acuerdo a la época del año, la humedad y la temperatura.

Reproducción de las babosas

Las babosas son criaturas hermafroditas, es decir, son masculinas y femeninas pero, no al mismo tiempo. Por lo general los órganos masculinos se activan en primer lugar, luego, los femeninos. La aparición de ambas fases lo controla el sistema hormonal de las babosas.

Las babosas en celo dejan un rastro de baba con un aroma especial para atraer otras babosas. Cuando otra babosa sigue el rastro suben a un árbol y se rodean mutuamente. Se acarician y bajan del árbol por un hilo de baba. Sus órganos sexuales se unen y se embarazan mutuamente.

Nacimiento de las babosas

Luego del apareamiento ponen los huevos al cabo de unos días o semanas. Según la especie una babosa puede llegar a poner hasta 500 huevos en grupos de 10 o 50. Los depositan en agujeros cavados en la tierra o en refugios. Los huevos son de forma esférica, de color amarillo o transparente.

La incubación de los huevos estará vinculada con las condiciones climáticas. Con temperaturas de 20ºC la incubación tardará tres semanas, a temperaturas más bajas puede durar hasta tres meses.

Las crías nacen y rompen los huevos, solo miden unos milímetros y son completamente transparentes. Al año de edad pueden reproducirse.