Saltar al contenido

¿Cómo nacen los caballitos de mar?

como nacen los caballitos de mar
¿Cómo nacen los caballitos de mar?
5 (100%) 1 vote

Los caballitos de mar o hipocampos son un grupo de peces que pertenecen a la familia Syngnathidae. Su cuerpo está cubierto por una armadura de placas o anillos óseos. Se impulsan con su aleta dorsal y tienen el cuerpo en un ángulo recto con la cabeza.

Son miméticos y dependiendo de la especie, pueden llegar a desarrollar largos filamentos de piel, o cambiar su color.

Reproducción de los caballitos de mar

Se aparean estacionalmente cuando la temperatura del agua se eleva. El cortejo es un baile ceremonial. Una vez conformada la pareja, los caballitos entrelacen sus colas y luego de algunos contoneos y pausas de hasta 20 minutos, el macho libera su líquido seminal en el exterior. La fecundación se realiza cuando los huevos entran en el saco del macho.

Las hembras trasplantan sus huevos con una papula genital u ovopositor de tres milímetros de largo.

La entrada de los huevos al saco del macho y su fertilización es rápido, toma apenas 6 segundos. Esto asegura que los huevos proceden solo de una hembra, asegurando la monogamia genética de los huevos.

Nacimiento de los caballitos de mar

El oxígeno se difunde a través de los capilares del fino tejido que cubre los huevos. Las hormonas crean un fluido placental que baña los tejidos de los huevos que sobresalen del tejido de la bolsa. Este líquido crea un medio que poco a poco se ve alterado conforme se desarrollan las crías. Al término de la gestación este líquido se parece al agua de mar.

La gestación dura entre 10 días y 6 semanas dependiendo de la especie y de la temperatura del agua de mar. Luego de ese periodo el macho deja salir a las crías del interior de su bolsa durante horas. Contrae su cuerpo y ejerce presión para liberarlas.

El nacimiento puede ser agotador para el padre, este se agarra firmemente con la cola de un soporte y frota su bolsa contra las rocas o las conchas hasta que nacen los alevines. Estos nacen con fracciones de los tejidos internos de su padre.

Las crías lucen como replicas miniatura de sus padres de entre siete y 11 mm de largo. Durante los primeros días entran y salen de la bolsa según exista o no peligro.