Saltar al contenido

¿Cómo nacen los elefantes?

como nacen los elefantes
¿Cómo nacen los elefantes?

Los elefantes o elefántidos son animales mamíferos placentarios que pertenecen al orden Proboscidea. Hoy en día existen tres especies y varias subespecies. Los elefantes son los animales terrestres más grandes que existen en el planeta, por lo que es común que te preguntes ¿Cómo nacen los elefantes? Su periodo de gestación es de 22 meses, el más largo también en cualquier animal terrestre.

Reproducción de los elefantes

Como con todos los animales, la reproducción de los elefantes inicia con el cortejo entre un macho y hembra. En los elefantes el cortejo es de corta duración, suelen frotar sus cuerpos el uno al otro y abrazar sus trompas. En las manadas los machos de mayor edad son los que tiene derecho a reproducirse.

Los machos más viejos de entre 40 y 50 años de edad son los que se aparean mientras que las hembras se aparean al alcanzar a los 14 años de edad. Los machos más viejos son más fuertes que los jóvenes, por lo tanto, estos últimos huyen de los mayores evitando confrontaciones.

Sin embargo, en algunos casos los machos sienten tal necesidad de reproducirse que pueden aparearse entre sí. Esta es la razón por la que en un zoológico encuentras parejas de elefantes macho y hembra o dos hembras juntas.

Las hembras suelen huir de los machos, estos las persiguen por un largo tiempo antes de aparearse.

Al momento de estar listos para aparearse, los elefantes machos agitan sus orejas cuando están listos para aparearse, esto con el fin de esparcir su aroma por una distancia más amplia y atraer hembras.

Nacimiento de los elefantes

Con una gestación de 22 meses, estamos ante la gestación más larga en todas las especies animales. Los cachorros de elefantes nacen completamente ciegas.

En cautiverio, el preparativo para el nacimiento de elefantes iniciar un mes antes de la fecha de parto prevista. Se deja a la hembra una cuadra o establo paritorio, es necesario que esté tranquila.

En la naturaleza, la hembra da a luz de noche cerca de la manada. El proceso de parto se alarga varias noches.

La primera noche inician las primeras contracciones, estas tienen como finalidad colocar a al cría en la posición adecuada. Durante esta etapa la hembra expulsa mucosidad. Las hembras elefantes suelen detener el parto esperando que llegue un momento tranquilo del día como la noche.

Durante la segunda noche iniciará el parto. Por lo general empieza en la medianoche y se extiende hasta las primeras horas de la mañana, si la cría no nace, la hembra detiene el parto y espera a la noche siguiente.

Suele asomar primero un pequeño bulto bajo la cola, es parte de la bolsa amniótica, la cual se encuentra en el canal de parto. Le siguen contracciones que expulsan a la cría del canal de parto.

La madre procede a limpiar a la cría de los restos de saco amniótico. Le olfateará y si le acepta, le colocará por delante de ella para cuidar mejor de él.

A una hora del parto la cría buscará ponerse en pie, esto es necesario para poder alimentarse y estar seguro, si no logra ponerse en pie estará vulnerable ante los depredadores.

El peso de las crías al nacer es de 120 kg. Por lo general, la manada colabora para mantener seguras a las crías.

No se ha logrado que crías hibridas entre especies de elefantes diferentes sobrevivan a la infancia.