Saltar al contenido

¿Cómo respiran las moscas?

como respiran las moscas
¿Cómo respiran las moscas?
2.5 (49.77%) 43 votes

Bajo el término mosca se conoce una gran variedad de especies de insectos que pertenecen al orden de los dípteros, orden en el que encontramos moscardones, tábanos, mosquitos y moscas, las cuales pertenecen a la familia Muscidae.

Al ser insectos, las moscas presentan un tipo de respiración denominada respiración traqueal, la cual no es más que un tipo de respiración que se efectúa a través de un conjunto de tráqueas, tubos diminutos que recorren el cuerpo del insecto, y dotan de oxígeno al mismo.

Respiración de las moscas

Las moscas al ser insectos no cuentan con pulmones como los demás animales, por ello cuenta con un sistema traqueal que le permite oxigenar todo su organismo.

El oxígeno que se encuentra en el aire ingresa a la mosca a través de un agujero ubicado en el abdomen denominado espiráculo. Este agujero controla la entrada y salida del aire del cuerpo de la mosca.

El aire recorre la tráquea hasta llegar a una zona repleta de fluido conocido como “traqueal” en este fluido las moléculas de oxígeno son disueltas e inician un viaje a través de todo el sistema de tráqueas hasta llegar a las células y tejidos del insecto.

Las moscas emplean sus músculos abdominales para transportar el oxígeno hacia todo su cuerpo.

¿Cómo escapan las moscas?

Atrapar y matar una mosca es difícil más no imposible. Una mosca cuenta con un avanzado sistema de defensa que le permite detectar los movimientos a su alrededor, esto, aunado a su centena de ojos le permiten estar atenta a sus alrededores.

Al detectar peligro, una mosca desplegará sus patas traseras para efectuar un movimiento de unos 200 milisegundos de duración que le permitirá levantar huelo lejos de su atacante.

¿Cómo detectan los olores las moscas?

Seguramente te preguntas como detectan los olores las moscas si no cuentan con nariz. Pues, las moscas detectan los aromas de todo lo que las rodea gracias a una serie de vellosidades que recubren su cuerpo.

Cuando una mosca se posa, literalmente huele con los vellos de sus patas, si el aroma le agrada hará descender su probóscide para probar la sustancia sobre la que ha aterrizado.