Saltar al contenido

¿Cómo respiran los caballos?

como respiran los caballos
¿Cómo respiran los caballos?
4.6 (92.75%) 138 votes

Los caballos son animales hechos para correr y su sistema respiratorio eficiente lo confirma. Durante la carrera ponen en marcha un tipo de respiración que garantiza la máxima velocidad y eficiencia energética. Todo esto gracias a un proceso evolutivo de millones de años en el cual ha prevalecido la velocidad a la hora de escapar de los depredadores.

Respiración del caballo

Una serie de modificaciones estructurales da al caballo la respiración más eficiente, una que le permite recorrer largas distancias a velocidades altas y moderadas.

La respiración de un caballo que corre a máxima velocidad es un proceso que requiere de exquisito control, el sistema respiratorio de un caballo necesita respirar 150 veces en un minuto y mover una cantidad de aire que alcanza los 1800 litros por minuto. Esto supone de un gasto de energía enorme, pero en un caballo se da de tal forma que el consumo metabólico es muy reducido.

La respiración y el paso del caballo

Los caballos regulan su respiración según su paso, esto se produce en una relación 1:1 es decir, a un paso normal la respiración es lenta pero, al incrementar el paso, el caballo incrementará en un rango similar su respiración.

En un galope existen dos fases, las cuales determinan la respiración del caballo:

Fase de suspensión

Los miembros no hacen contacto con el suelo y se encuentran recogidas las patas bajo su cuerpo.

La inspiración se produce en el momento que el animal empieza a separar las patas del suelo y se mantiene durante la duración de la fase de suspensión hasta que la ultima pata toca el suelo para dar lugar  a la otra fase.

Fase de apoyo

Los miembros hacen contacto con el suelo. La expiración se produce en este momento y se extiende durante toda la fase de apoyo de las cuatro patas.

Este proceso se da de esa forma dada la falta de clavículas en los cuadrúpedos, en este caso los miembros anteriores se encuentran unidos a las costillas por músculos de forma que las fuerzas generadas durante el galope son transmitidas a la caja torácica del caballo alterando la dinámica respiratoria.

Este sistema se conoce como pistón y el péndulo, el pistón esta constituido por los órganos ubicados en cavidad abdominal los cuales se mueven según sea la velocidad del caballo hacia delante y atrás lo que facilita la entrada y salida del aire desde los pulmones. El péndulo está constituido por cuello y cabeza, los cuales ejercen presión en la caja torácica para facilitar la expulsión del aire.

Es por ello que el incremento en la respiración pasa desapercibido para el caballo, quien solo se concentra en correr.