Saltar al contenido

Respiración de los caracoles

como respiran los caracoles
Respiración de los caracoles
4.7 (93.02%) 43 votes

Los moluscos representan animales con múltiples características, los caracoles por ejemplo, son moluscos gasterópodos, que quiere decir que presentan un cuerpo blando, un pie, concha calcárea protectora y pequeños tentáculos sensoriales.

Existen caracoles marinos, caracoles de agua dulce y caracoles terrestres.

Respiración de los caracoles

Respiración de los caracoles terrestres

Los caracoles terrestres presentan dos tipos de respiración dependiendo de la especie:

Respiración cutánea

Es común en muchos invertebrados, la piel del pie del caracol siempre se encuentra húmeda lo que facilita el proceso de absorber aire a través de los poros de una forma muy eficiente. Este proceso le da al caracol al menos el 80% del oxígeno que requiere su organismo.

Pneumostoma

Es el órgano encargado de la respiración de los caracoles, se trata de un orificio que se abre y se cierra con cierta regularidad para asegurar la entrada y salida del aire. Este órgano se encuentra detrás de tentáculo superior derecho y lleva hacia un amplio espacio detrás de la cabeza del caracol en el cual los vasos sanguíneos se encuentran ramificados formando una especie de pulmón.

La frecuencia respiratoria viene a ser de 3 o 4 aspiraciones por minuto, aunque esto puede variar según las condiciones ambientales.

Respiración de los caracoles acuáticos

Los caracoles acuáticos pueden poseer dos tipos de respiración, pulmonar, branquial o ambas a la vez. Esto les permite absorber el oxígeno del medio donde viven.

Existen caracoles marinos con respiración pulmonar que solo entran en actividad cuando la marea se retira. Este tipo de respiración es llevada a cabo pos las falsas lapas.

¿Cómo respiran los caracoles cuando hibernan?

Los caracoles tienden a hibernar cuando las condiciones de su ambiente no son las más propicias para su supervivencia o cuando desean descansar. Para hibernar un caracol cerrará la entrada de su concha con una sustancia mucosa que se solidifica al entrar en contacto con el aire, este tapón se denomina opérculo o epigrama y permite el intercambio gaseoso entre el exterior y el interior.

En el caso de los caracoles acuáticos, el opérculo se cierra almacenando determinada cantidad de agua en el interior del caracol.