Saltar al contenido

Respiración de los insectos

como respiran los insectos
Respiración de los insectos

Los insectos son animales invertebrados que pertenecen al filo de los artrópodos, se caracterizan por poseer un cuerpo dividido en tres segmentos, seis pastas y alas. Están representados por 30 millones de especies en el mundo y han dominado casi todos los ecosistemas.

Esta capacidad se debe a una cuidadosa evolución, adaptación y fisiología. Los insectos no respiran por su cabeza sino que cuentan con un tipo de respiración conocida como respiración traqueal.

Respiración de los insectos terrestres

Los insectos carecen de órganos especializados para la respiración, es por ello que dependen de otros métodos para llevar, literalmente, el oxígeno hasta sus células.

En el cuerpo del insecto se encuentran pequeños agujeros o poros denominados espiráculos o estigmas, estos agujeros se encuentran en los laterales del tórax y el abdomen y varían en número dependiendo de la especie y el tipo de insecto. Normalmente existen entre 6 y 10 pares de espiráculos en un insecto adulto.

En la entrada de los espiráculos se encuentran anillos especializados que permiten que la apertura se abra o se cierre según la necesidad de los insectos.

Los espiráculos se encuentran protegidos del exterior por diminutos vellos que protegen la entrada al cuerpo del animal reteniendo polvo y microorganismo.

Estos espiráculos desembocan en agujeros mucho más delgados denominados tráqueas, estas se van afinando y ramificando hasta convertirse en traqueolas de tal forma que llegan a todas y cada una de las células del insecto.

Normalmente el aire sale y entra por un mismo estigma, aunque esto puede variar según el insecto y puede darse el caso en el que existan estigmas especializados para inhalar el aire y otros para expulsarlo.

Intercambio gaseoso

El aire ingresa al organismo por los espiráculos, recorre las tráqueas y llega a las células donde estas absorben el oxígeno mediante un proceso conocido como difusión, realizan la respiración celular (produciendo energía en las mitocondrias) cuyo resultado es el dióxido de carbono. Este es devuelto al ambiente.

Los insectos toman el aire y lo expulsan con movimientos abdominales, sin embargo este proceso puede variar según la especie.

Respiración de los insectos acuáticos

Cuentan con un sistema de tráqueas similar al de los insectos terrestres, algunos suben a la superficie para respirar y vuelven a sumergirse.

Otros han desarrollado branquias traqueales, que son tráqueas evolucionadas para absorber el oxígeno disuelto en el agua mediante un proceso similar al que siguen las branquias de los peces.

Una vez que el oxígeno es absorbido las tráqueas lo transportan a las células que lo requieran.