Saltar al contenido

Respiración de los peces

como respiran los peces
Respiración de los peces

Son animales vertebrados acuáticos que pueden regular su temperatura según la del medio en la que habitan. Los peces pueden estar recubiertos completamente por escamas y cuentan con aletas que facilitan su desplazamiento a través del agua.

La vida bajo el agua requiere de muchas adaptaciones en los procesos necesarios para la vida, uno de ellos es la respiración, los peces obtienen el oxígeno necesario del agua a través de estructuras específicas para ello, denominadas branquias.

Respiración de los peces

Los peces realizan el intercambio gaseoso utilizando branquias, estas estructuras se encuentran ubicadas a ambos lados de la faringe.

¿Qué son las branquias?

Son un órgano constituido por estructuras filiformes llamadas filamentos branquiales. En cada filamento se encuentran unos capilares que incrementan la superficie de intercambio gaseoso de oxígeno y dióxido de carbono.

En los peces cartilaginosos existen aberturas que llevan el agua hacia las branquias. En los peces óseos las branquias se encuentran protegidas por una cubierta de hueso denominada opérculo, esta estructura se cierra cuando el pez abre la boca, lo que permite que el agua pase a las branquias.

En el caso de los peces pulmonados y poliptéridos estos cuentan con pulmones similares a los animales terrestres, por lo que suelen subir a la superficie a respirar.

¿Cómo respiran?

Los peces toman el agua y la llevan a las branquias, algunos cuentan con intercambio a contracorriente, que significa que el agua recorre una dirección contraria a la sangre lo que mejora la oxigenación y favorece la eliminación de los desechos que se encuentran en la sangre al pasar estos al agua.

Los capilares tomarán el oxígeno y lo llevarán hasta la sangre mientras el dióxido de carbono sigue un recorrido contrario.

Características de la respiración de los peces

En el agua existe muy poco oxígeno, un promedio de 5 ml por litro de agua, es por ello que las branquias deben ser estructuras muy especializadas y adecuadas al hábitat donde viven los peces.

En aguas cálidas los niveles de oxígeno son escasos mientras que en aguas frías los niveles son más altos, es por ello que los peces de aguas cálidas requieren de muy poco oxígeno mientras que los peces de aguas frías requieren de mayores niveles de oxígeno.

El oxígeno es utilizado por las células en la respiración celular realizada en las mitocondrias y cuyo resultado es glucosa y dióxido de carbono.