Saltar al contenido

Respiración de los perros

como respiran los perros
Respiración de los perros
4 (79.5%) 40 votes

De nombre científico Canis lupus familiaris, los perros han acompañado al hombre desde su domesticación hace 100000 años. La domesticación provocó cambios evolutivos en los perros, no sólo se originaron diferentes razas sino además, cambios físicos internos como la capacidad de digerir diferentes tipos de alimentos. Sin embargo, su respiración, sigue siendo similar a la del lobo y otros cánidos.

Respiración de los perros

La respiración de los perros se divide en dos tipos como en la mayoría de los animales y sigue los pasos de:

  • Absorción.
  • Transporte.
  • Intercambio de gases.

Respiración interna

Es aquella que incluye el proceso de intercambio de gases entre los capilares y las células. Los glóbulos rojos transportan el oxígeno necesario para la quema de energía en las células, luego de este proceso, es transformado en CO2 y retornado a los pulmones a través de las venas.

Respiración externa

Es la que se realiza a nivel pulmonar y toma en cuenta todas las vías respiratorias:

  • Cavidades nasales.
  • Laringe.
  • Faringe.
  • Tráquea.
  • Bronquios.

En los pulmones se lleva a cabo el intercambio gaseoso entre el CO2 y el oxígeno. La respiración se lleva a cabo debido a las variaciones de volumen que produce la cavidad torácica y que son condicionados por el vado interpleural y los músculos.

En la expiración se produce con ayuda de los músculos intercostales y de los músculos abdominales y la inspiración se realiza con los músculos intercostales.

Características de la respiración de los perros

  • Los perros en reposo tienen una frecuencia respiratoria en reposo de 15 por minuto en perros grandes (por encima de 12 Kg) y en perros pequeños es de 25.
  • Los cachorros respiran de 18 a 20 veces por minuto.
  • El volumen de aire absorbido es de 2,5 litros en un perro pequeño y de 4,5 en perros grandes.
  • Durante la gestación disminuye la amplitud de los movimientos respiratorios disminuye durante el reposo y en la gestación y se incrementa durante la actividad y períodos de emoción.
  • La respiración es regulada por el nervio neumogástrico y el del diafragma (nervio frénico) y por la composición y los niveles de CO2 en sangre.