Saltar al contenido

Reproducción de los caballos

como se reproducen los caballos
Reproducción de los caballos
4.2 (84.83%) 29 votes

Quienes cuentan con caballos y los crían desean criar sus propios potros con cualidades similares a sus progenitores. Antes de reproducir a estos animales es necesario contar con todos los conocimientos previos sobre la reproducción de estos animales, el parto y su comportamiento natural así como el desarrollo de los potros recién nacidos.

Cortejo de los caballos

como se reproducen los caballos

Las yeguas son capaces de reproducirse a la edad de 18 meses. Sin embargo, no es recomendable reproducirlas a esta edad. Lo mejor es esperar hasta los 3 años de edad.

Las yeguas tienen una temporada de cría natural. El incremento de luz natural estimula los centros del cerebro que desencadenan la producción de hormonas reproductivas. Ellas inician los periodos de celo típicas de primavera, continuaran en verano y finalizaran en otoño.

Al incrementar la cantidad de luz con luces eléctricas en el establo se puede iniciar la temporada de cría en épocas no naturales. Se buscan nacimientos de potros el 1 de enero, pues es la fecha de nacimiento tradicional de los caballos de carrera pura sangre.

Se debe buscar un semental de primer nivel para la monta. Estos animales pueden ser difíciles de controlar por lo que se suele recurrir a la inseminación artificial.

También se puede dejar juntos al caballo y a la yegua para que la monta se realice de forma natural.

El macho mira a la hembra en celo y relincha para llamar su atención. También dobla su cuello para mostrar mayor volumen corporal. Para llamar su atención marcha elegantemente delante de la hembra, se acerca y la olfatea. Golpea a la yegua con el pecho para moverla, se frota con ella hasta la yegua aparta la cola y permite la monta.

Reproducción de los caballos

Luego de la monta y la fecundación le sigue un periodo de gestación de 10 a 12 meses.

La mayoría de los potros nacen en primavera, por la noche. El parto solo dura unos 15 minutos, pero, si se siente amenazada detendrá el parto. Al nacer las piernas de un potro ya miden el 90% de la longitud que alcanzarán en su estado adulto.

Los potros no pueden comer hierba porque sus piernas son muy largas, pero si puede alcanzar las mamas de su madre para consumir leche. La primera leche se denomina calostro, es rica en anticuerpos y protege a la cría.