Saltar al contenido

¿Que comen las ardillas voladoras?

que comen las ardillas voladoras
¿Que comen las ardillas voladoras?

Las ardillas voladoras o Glaucomys, presentan variadas similitudes en su dieta con las ardillas de tierra y comunes, aunque tienen de alimentarse de otros productos. Las ardillas voladoras pertenecen a la familia Sciuridae.

Son de hábitos nocturnos, por lo que es realmente difícil visualizarlas en horas diurnas. Existen cerca de 40 especies de ardillas voladoras, todas son criaturas nocturnas. En este grupo no se incluyen a las ardillas voladoras africanas, pues poseen escamas en la cola.

No vuelan per se, simplemente planean entre los árboles, logrando distancias de hasta 80 metros en cada salto.

Alimentación de las ardillas voladoras

Las ardillas voladoras se alimentan de insectos y larvas de insectos cuando les encuentran en sus árboles, sin embargo, su dieta principal está constituida por:

La diferencia con especies más urbanas es la oportunidad alimenticia, las ardillas comunes suelen alimentarse también de desperdicios humanos y restos de alimentos mientras que las ardillas voladoras difícilmente tienen acceso a los mismos.

Las ardillas no se exponen por mucho tiempo al sol, por lo que sus huesos son relativamente frágiles, para evitar lesiones potencialmente mortales, las ardillas requieren de una dieta alta en calcio.

Las deficiencias de calcio es el único mal propio de estas ardillas, pues ni siquiera llegan a padecer de rabia ni de otras enfermedades específicas.

Características

Llegan a medir cerca de 20 cm de largo sin incluir la cola. Pueden pesar hasta 150 g. Sus orejas son pequeñas y no lucen grandes mechones de pelo, esto chace de su cuerpo toda una forma aerodinámica que facilita el planeo.

Tienen ojos grandes y oscuros y sentidos muy desarrollados. Su pelaje suele ser de color café.

Al saltar de árbol en árbol la ardilla extiende sus extremidades con el fin de estirar la membrana que se mantiene entre ellas. Emplea su cola como un timón para cambiar de dirección y evitar obstáculos. Una ardilla voladora difícilmente podrá caer al suelo.