Saltar al contenido

¿De que se alimentan las ardillas?

que comen las ardillas
¿De que se alimentan las ardillas?
4 (80%) 1 vote

Se denomina ardilla a numerosas especies de roedores que pertenecen a la familia Sciuridae. Son reconocidas por su cola esponjosa y llena de pelos variando el largo según la especie.

La cola de las ardillas les estabiliza al moverse y a controlar sus saltos entre los árboles. Su cuerpo tiene un tamaño medio de unos 30 cm, pelaje rojizo, marrón o gris, orejas puntiagudas, patas posteriores fuertes que les permiten saltar y recolectar con rapidez su alimento.

que comen las ardillas

Alimentación de las ardillas

Las ardillas suelen vivir en bosques de coníferas, donde tienen fácil acceso a sus alimentos. También se les puede ver en el resto del mundo, gustan de temperaturas cálidas y suelen hibernar durante el invierno.

La alimentación de las ardillas es variada, son animales omnívoros que no solo consumen frutos secos sino otros seres vivos.

Las ardillas recolectan frutos de día, no salen de noche. En sus madrigueras ocultan todo lo que han encontrado para comer. Suelen alimentarse en sus madrigueras cuando tenga hambre. Su dieta incluye huevos, insectos y aves pequeñas que capturan al vuelo cuando estas pasan muy cerca de las ramas donde se encuentra una ardilla. Como última opción consumen semillas y cortezas de los árboles.

Consumen frutas solo si estas son muy dulces o se encuentran muy maduras.

En resumen consumen:

  • Bananas.
  • Bayas.
  • Cardos.
  • Diente de león.
  • Flores.
  • Grillos.
  • Guisantes.
  • Gusanos.
  • Hongos.
  • Huevos de aves.
  • Manzanas.
  • Frutos secos.
  • Pájaros.
  • Saltamontes.
  • Semillas de girasol.
  • Tomates.
  • Uvas.

Dientes de las ardillas

Al ser roedores sus incisivos son de mayor tamaño pues están diseñados para roer. Las ardillas deben de estar mordisqueando constantemente pues sus dientes nunca paran de crecer, esto puede provocarles graves problemas a la hora de respirar y alimentarse ya que no pueden masticar muy bien su alimento.

Suelen apoyarse sobre sus patas traseras para manipular objetos y alimentos con las delanteras. Sus extremidades anteriores cuentan con uñas afiladas que les permiten sujetarse a la corteza de los árboles para escalar fácilmente.