Saltar al contenido

Alimentación de las ballenas

que comen las ballenas

Se les dice ballenas a todos los cetáceos de gran tamaño que habitan los mares, incluyendo el  suborden Mysticeti (cetáceos barbados) como el rorcual azul las Balaenoptera musculus y muchas especies del suborden Odontoceti o cetáceos dentados.

Características

Presentan una forma cilíndrica o hinchada muy característica de esta familia.

Aquellas que poseen barbas, estas corresponden a láminas queratinosas con las que filtran el alimento del agua.

Poseen un cráneo largo que llega a medir hasta un tercio de la longitud total de su cuerpo,  que en edad adulta para algunas especies, mide de 15 a 17 metros y pesa de 50 a 80 toneladas.

Tienen la cola dispuesta horizontalmente, esto les facilita la ascensión a la superficie, donde respiran, ya que aguantan una hora bajo el agua.

Su esperanza de vida es de más o menos 30 años. Hacen grandes migraciones desde mares fríos, donde se alimentan, hasta los cálidos, donde se cortejan, aparean y reproducen.

Alimentación

Al ser grandes mamíferos consumen cantidades exorbitantes de alimentos, normalmente un 4% de su peso corporal, la ballena azul puede almacenar 2200 libras de alimento en su estómago. Son depredadores excepcionales y pueden obtener sus alimentos sin problema alguno.

Para la mayoría de las ballenas sj dieta consiste en pequeños crustáceos como copépodos, aunque algunas especies también devoran importantes cantidades de krill.

La mayoría de las ballenas simplemente comen lo que puedan para sobrevivir, aunque hay ballenas que se decantan por peces más grandes y consumen krill o plancton si la situación es extrema.

Por ejemplo:

La ballenas barbadas: Posee un sistema de filtrado para capturar su alimento en sus mandíbulas. Consumen peces pequeños y otros elementos en el agua.

Las ballenas dentadas: Son las más agresivas y comen peces grandes, lobos marinos y hasta osos polares.

Algunas especies de ballenas recurren al canibalismo, comiendo ballenas más pequeñas si los recursos alimenticios son limitados.

Las crías beben la leche rica en grasas (un 50%) que produce su madre en las glándulas mamarias. Es una leche espesa que no se diluye en el agua, por lo que llena la boca de la cría. El ballenato puede consumir hasta 160 litros de leche diariamente dependiendo de la especie.

Las grandes cantidades de grasa sirven al ballenato para desarrollarse y crecer, y de esa forma, tener un aislamiento de grasa para cuando migren a lugares fríos tener el aislamiento apropiado para mantener su sangre caliente. Durante las migraciones las ballenas no se alimentan, pero si no se alimentaron bien durante los meses cálidos, iran cazando por el camino.