Saltar al contenido

¿Qué comen las marmotas?

que comen las marmotas
¿Qué comen las marmotas?

Las marmotas son un género de roedores que pertenecen a la familia Sciurida. Están emparentadas con las ardillas, se diferencian de estas debido a su tamaño y hábitos terrestres. Habitan en las zonas montañosas de Eurasia y Norteamérica. Son animales adaptados al frío con cuerpos rechonchos, orejas pequeñas, cola larga y pelo denso.

Habitan en familias constituidas por la pareja y sus crías. Construyen sus propias madrigueras. Pesan hasta 8 Kg, miden entre 18 y 55 cm de alto y pueden vivir hasta 15 años.

Son animales herbívoros que consumen hierbas.

Alimentación de las marmotas

Al alimentarse de hierbas consumen gramíneas, bayas silvestres y raíces. Las marmotas alpinas consumen plantas herbáceas, semillas y pequeños invertebrados como gusanos, insectos y arañas. Las marmotas prefieren los brotes jóvenes.

Al alimentarse las marmotas sostienen sus alimentos con las patas delanteras.

Prefieren las plantas de hojas oscuras como trébol, vara de oro, alfalfa y diente de león. Tienen un gran apetito y pueden consumir hasta 42 gramos de hierbas al día.

Pueden actuar como cazadores oportunistas y consumir grillos, huevos de aves, saltamontes y otros invertebrados. Esto representa menos del 1% de la dieta de la marmota.

Antes de hibernar y a principios de primavera consumen corteza de árboles jóvenes. En verano consumen cerezas, bayas y manzanas.

Aquellas que habitan en las cercanías de zonas urbanas y terrenos de cultivo consumen frijoles, lechugas, maíz, guisantes y zanahorias.

¿Cuándo se alimentan las marmotas?

Las marmotas abandonan sus madrigueras en los Alpes para alimentarse. Salen por la mañana y en las tardes.

Son criaturas sensibles al calor, por lo tanto no se alimentan durante los días calurosos. Cuando las condiciones meteorológicas son adecuadas para su comodidad consumen grandes cantidades de alimentos para construir una capa de grasa gruesa que les permite sobrevivir durante su período de hibernación.

Mientras se alimentan y debido a su conducta social, emplean una gran variedad de sonidos para comunicarse entre ellas para advertir de peligros como aves (cuervos, búhos, águila real, entre otras)

Almacenan alimentos en sus madrigueras e hibernan en invierno durante 7 meses.