Saltar al contenido

¿Qué comen las salamanquesas?

que comen las salamanquesas
¿Qué comen las salamanquesas?
3.5 (70%) 2 votes

La salamanquesa común conocida científicamente como Tarentola mauritanica. Es un reptil de pequeño tamaño que pertenece a la familia Gekkonidae y se encuentra distribuido en los países del Mediterráneo. Se encuentra también en el continente Americano, en países y zonas cálidas y templadas.

Los ejemplares adultos pueden medir entre 5 y 15 cm más una cola que es tan larga como su cuerpo. En el lomo, la cola y las patas tienen bultos con forma cónica. Su cuerpo es robusto, ligeramente aplastado, con una cabeza grande y de forma triangular. Al perder su cola puede regenerarla, pero, la nueva cola será lisa y sin bultos. El color de su piel varía dependiendo de la luminosidad que reciba, siendo más oscura de noche.

Alimentación de las salamanquesas

Habitan en edificios cerca de luces, en estructuras antiguas, casas abandonadas, ruinas, rocas, troncos y campos pedregosos. Una salamanquesa vivirá siempre cerca de insectos para alimentarse con facilidad.

Son animales nocturnos que se encuentran activos en el crepúsculo y cerca del amanecer.

Se alimentan de insectos en los meses más calurosos del año. Entre sus invertebrados preferidos se tienen las polillas, moscas, mosquitos, libélulas,  hormigas, saltamontes, mariposas, arañas y grillos. Cuando los insectos escasean las salamanquesas se alimentan de salamanquesas de menor tamaño.

Cómo se alimenta la salamanquesa?

Cuenta con dedos planos con pequeñas laminas que le permite adherirse a superficies verticales y lisas, incluso bocabajo. De esa forma puede alcanzar insectos en todo tipo de lugares, incluso, sobre liso cristal.

La salamanquesa prefiere lugares cálidos y soleados. Su refugio se encuentra cerca de su zona de caza y lo defenderá de salamanquesas rivales. Disfrutan de las grietas y agujeros donde puede ocultarse.

Se les encuentra sobre todo en entornos urbanos, pues le atrae la luz, ya que acude a ella para alimentarse de los insectos que revolotean cerca de ella.

Tiene gran habilidad para cazar, sus movimientos son veloces y muy ágiles. Por lo general acecha a su presa inmóvil. Cuando la presa se encuentra cerca, la salamanquesa la atrapa rápidamente con la boca.

Son reptiles de hábitos principalmente nocturnos. Es frecuente escucharla “cantar” durante la noche. Suelen hacerlo cuando quieren atraer una pareja o cuando alertan a otra salamanquesa que está invadiendo su territorio. Las salamanquesas pueden mantener batallas muy violentas con otras de su especie por un territorio.

Suelen disfrutar del sol para calentarse, pues son animales de sangre caliente.