Saltar al contenido

¿Que comen las serpientes?

que comen las serpientes
¿Que comen las serpientes?

Conocidas como Serpentes u Ofidios por los científicos son reptiles caracterizados por la ausencia de patas y un cuerpo muy alargado. Su origen se remonta al período Cretácico.

Las serpientes se dividen en dos grandes grupos: Venenosas que matan a sus presas con una mordedura letal llena de veneno y Constrictoras que matan a sus presas aplicando presión con sus cuerpos hasta asfixiarlas.

Alimentación de las serpientes

El proceso de alimentación de una serpiente variará según el tipo de reptil. Las serpientes no poseen dientes por lo que no mastican su comida, esto le deja dos opciones al reptil:

  1. Inyectar un potente veneno que inicia la digestión de la presa para así tragarla con mayor facilidad.
  2. Tener un gran tamaño y tragar a la presa entera con o sin la inyección de veneno.

Las serpientes tienen una vista pobre pero, poseen la capacidad de detectar el calor de los seres vivos que estén a su alrededor. Al sacar la lengua reconocen olores, movimientos, vibraciones y sabores que se encuentran cerca de ella.

La mandíbula de la serpiente puede ser trasladada hacia el exterior y cuenta con bisagras que permiten una apertura mayor, esto con el fin de tragar presas de gran tamaño.

Los animales que cace una serpiente dependerán de su especie y ubicación, consumen normalmente insectos, huevos, caracoles, lagartijas y roedores.

Las serpientes de mayor tamaño pueden atrapar ciervos, antílopes y monos. Incluso pueden llegar a cazar otras serpientes.

¿Cómo cazan las serpientes?

Se ha descubierto que algunas serpientes cazan a sus presas emboscándolas. Como es una pérdida de tiempo y energía el esperar que una presa se acerque, muchas serpientes han empezado a utilizar pequeñas carnadas, como gusanos, para atraer a sus presas.

Otras serpientes simplemente salen a buscar a sus presas y consumen todo lo que se cruce en su camino.

Luego de comer, las serpientes se retiran a lugares tranquilos y solitarios a digerir su alimento, este proceso puede tardar días y hasta meses en el caso de presas grandes. Por ello, una serpiente de gran tamaño sólo requiere alimento unas pocas veces al año. Si se siente amenazada, la serpiente vomitará el alimento para huir rápidamente, una vez pase el peligro, regresará para volvérselo a comer.