Saltar al contenido

¿Que comen los ajolotes?

que comen los ajolotes
¿Que comen los ajolotes?
2.5 (50%) 2 votes

Los ajolotes son una especie de anfibio caudado que habita en algunas regiones de México. Dado su curioso aspecto, los científicos lo habían clasificado como una larva de salamandra tigre sin desarrollar, descubriéndose posteriormente que se trata de una especie completamente diferente de salamandra.

¿Qué come el ajolote?

Los ajolotes se encuentran en peligro de extinción y las pocas poblaciones que existen se mantienen en cautiverio, en ese estado son alimentados con una dieta similar a la que tendrían en estado salvaje, más ciertos complementos nutricionales que les permiten alcanzar los 20 años de vida.

El ajolote en cautiverio recibe dos tipos de alimentos:

  • Alimentos vivos: Consisten en peces pequeños, alevines, tubifex, insectos, acociles, gusanos, tenebrios, caracoles, lombrices, renacuajos de rana, larvas de mosquito, grillos y gusanos de la carne.
  • Alimentos secos: En este apartado tenemos la comida para tortugas y la comida de tipo pellet para peces, no se les ofrecen hojuelas, ya que estás caen al fondo del acuario y al alimentarse de ellas el ajolote puede tragar pequeñas piedras y guijarros que pueden causar su muerte.
  • Para complementar su alimentación se suele ofrecer al ajolote pequeños trozos de hígado de pollo y pavo y pequeñas porciones de carne de pollo.

¿Dónde vive el ajolote?

Vine en los lagos de los valles de México como los lagos de Texcoco y Chalco y en los canales de Xochimilc.

El ajolote prefiere las aguas profundas con abundante vegetación. Es un animal completamente acuático.

Características del ajolote

Los ajolotes pueden llegar a medir hasta 30 centímetros de largo y son similares a los renacuajos (cuando a estos en su desarrollo natural empiezan a salirle las patas). Los ajolotes tienen tres pares de branquias ubicadas detrás de su cabeza, su piel es lisa y delicada,  tienen ojos pequeños y negros. Sus patas presentan dedos finos y puntiagudos sin uñas.

El color de la piel del ajolote puede variar del blanco al negro en estado de cautividad. En estado silvestre el ajolote presenta variaciones de color a lo largo de su piel, iniciando con marrón, verde, gris y manchas más oscuras a lo largo de sus costados.