Saltar al contenido

¿Que comen los animales acuáticos?

que comen los animales acuaticos
¿Que comen los animales acuáticos?

La vida bajo el agua es muy variada y rica, es un ecosistema diferente con equilibrios delicados y muy sensibles a los cambios climáticos suscitados en la superficie.

La cadena trófica de los océanos, lagos y ríos determina el qué comen los animales acuáticos, si la base de la cadena alimentaria terrestre son las plantas, en el caso de los océanos y demás cuerpos de agua es el fitoplancton, es decir, algas microscópicas que se desplazan con las corrientes.

Alimentación de los animales acuáticos

Como mencioné arriba la alimentación de las criaturas acuáticas depende del fitoplancton, un alga microscópica que realiza la fotosíntesis y posee clorofila como las plantas terrestres. Consume dióxido de carbono y libera oxígeno en el agua.

El zooplancton se alimenta del fitoplancton, y este a su vez es consumido por diminutos crustáceos como el krill. El krill es el alimento principal de ballenas, bivalvos y otros peces y criaturas del mar.

Los peces son devorados por los superdepredadores oceánicos como focas, pingüinos, ballenas y tiburones.

Otros animales acuáticos son los anfibios, en este caso se alimentan de algas y plantas acuáticas en su etapa infantil y en su etapa adulta consumen insectos y otras criaturas pequeñas.

¿Cómo respiran los animales acuáticos?

Algunas criaturas acuáticas pueden separar el  oxígeno del agua utilizando sus branquias o a través de diminutas aperturas en su piel (como los anfibios).

Las ballenas y otros cetáceos cuentan con pulmones, por lo que deben subir a la superficie marina con el fin de respirar cada 15 minutos. Para tal fin han desarrollado un cerebro capaz de mantenerse alerta las 24 horas del día y un sistema respiratorio que mantiene el aire caliente en el interior del animal.

¿Cómo regulan la temperatura los animales acuáticos?

Algunos peces cuentan en su sangre con una sustancia anticongelante natural, otros cuentan con una sangre ligera que no requiere gran cantidad de nutrientes y otros se protegen a través de gruesas capas de grasa.