Saltar al contenido

Alimentación de los caballos

que comen los caballos
Alimentación de los caballos

Los caballos son mamíferos pertenecientes a la familia de los équidos. Tiene un gran porte, cuello largo y arqueado coronado con una crin de pelo largo. Existen en el mundo varias especies de caballos en las cuales varía el tamaño, la forma y la fuerza de estos hermosos animales. Se estima que fueron domesticados por el hombre cerca del año 3600 AC.

Alimentación de los caballos

Son herbívoros, por su sistema digestivo es delicado y el tamaño reducido de su estómago consume pequeñas cantidades de alimentos. Debemos cuidar las cantidades y el tipo de alimentos que ofrecemos a los caballos, ya que dependerá de la actividad física del caballo, su especie y su edad.

¿Qué comen los caballos?

Se alimentan principalmente de tres tipos de alimentos:

Pasto: Es la comida más natural para el caballo. Debemos asegurarnos que el pasto sea de buena calidad, unos pastizales de color verde no siempre indican buena calidad ni que contienen los nutrientes necesarios para el caballo.

Para alimentar nuestros caballos con pasto, debemos dividir el pastizal por zonas, para ir rotando el lugar del que se alimentan los caballos. Esto con el fin de permitir la recuperación del pasto y una mejor limpieza del mismo, pues los excrementos del caballo serán lavados con la lluvia o el riego y servirán de abono al suelo.

Heno: Son montones de hierba o alfalfa secos y el alimento de los caballos por excelencia. Existen tres tipos: heno de hierba, de alfalfa y la mezcla de ambos. Para verificar que el heno sea de calidad debemos revisar que no tenga moho y este libre polvo, pues puede enfermar al caballo.

La alfalfa es considerada por los criadores como el mejor alimento para el caballo, pues contiene grandes cantidades de proteína. Suelen combinarla con los pastos y la hierba para balancear la alimentación del caballo.

Concentrados: Están compuestos por cereales, alimentos industrializados y algunos alimentos dulces como frutas secas que terminan de brindar los nutrientes necesarios al caballo. Están formulados según el estado del caballo, es decir, edad, nivel de actividad o sexo. Un concentrado bastante famoso son las bolitas de remolacha, las cuales deben remojarse en agua antes de ser ofrecidas al caballo.

Agua, minerales y sales: Al caballo se le debe ofrecer agua en abundancia y sales y minerales en la proporción adecuada para mantener la salud de su organismo.