Saltar al contenido

Alimentación de los caracoles marinos

que comen los caracoles marinos
Alimentación de los caracoles marinos

Los caracoles marinos son moluscos que pertenecen a la calce gasterópoda y que habitan en el agua salada. Están emparentados con los caracoles de agua dulce y los terrestres. Es casi imposible determinar que come un caracol marino sin conocer a que especie pertenece.

Estos animales pueden alimentarse de una gran variedad de alimentos pues consumen lo que encuentren en su entorno. Su especie y su hábitat determinaran las dietas de estos animales que, pueden consumir desde animales en descomposición, algas y almejas.

Alimentación de los caracoles marinos

que comen los caracoles marinos

Los caracoles y sus crías se alimentan del plancton que se encuentra en suspensión en el agua. Los caracoles también consumen algas marinas, otras especies consumen los diversos elementos que encuentran en el sustrato marino y algunos pueden alimentarse de la microflora que se desarrolla en las rocas.

Existen caracoles pueden alimentarse corales.

Algunos tienen la increíble capacidad de consumir almejas. Para lograrlo, introducen un pequeño tubo en el interior de la almeja. Este tubo o rádula tiene diminutos dientes que le permiten raspar la carne de la almeja y consumirla.

Los caracoles que se alimentan de esponjas y cnidarios aprovechan las sustancias toxicas secretadas naturalmente por estos para agregarlo a sus cuerpos y no ser devorados. También utilizan estas sustancias para crear un dardo venenoso para protegerse.

Muchos caracoles pueden alimentarse de carroña y restos de animales marinos.

Debido a su gran diversidad en lo que a costumbres alimentarias se refiere, los caracoles marinos son criaturas muy importantes en el equilibrio de la cadena trófica del mar.

Características de los caracoles de mar

Los caracoles marinos como los terrestres están protegidos por conchas con forma de espiral o de cono. Viven en el mar y pueden contar con branquias para respirar y con pulmones, estos últimos solo se encuentran activos cuando baja la marea y se encuentran en la playa, en este momento pueden respirar y realizar sus actividades.

Tienen un sistema nervioso complejo. Sus sentidos están basados en tentáculos sensores en cuya base se encuentran los ojos.

En sus branquias tienen osfradios, unos órganos sensoriales que detectan la calidad del agua.