Saltar al contenido

¿Que comen los escarabajos?

que comen los escarabajos
¿Que comen los escarabajos?
3 (60%) 2 votes

Conocidos como coleópteros, son insectos representados por cerca de 300000 especies. El orden de los coleópteros es el más amplio de todo el mundo animal.

Coleóptero proviene del griego y es una palabra compuesta por coleo que significa vaina y ptero que significa ala. Es decir, un coleóptero tiene alas de quitina que protegen las alas inferiores más suaves y delicadas.

Al ser un orden tan extenso los escarabajos pueden tener aspectos variables y habitar diferentes entornos, eso por supuesto da una alimentación diversa, algunos consumen flores, otros frutos, semillas, hojas, hongos, excremento, carroña, material vegetal en descomposición, raíces y otros invertebrados.

Alimentación de los escarabajos

Muchos escarabajos son omnívoros para aprovechar todos los nutrientes que pueda ofrecer su hábitat mientras otros siguen dietas estrictas cuya alimentación se reduce a un único tipo de alimento.

Existen escarabajos que se alimentan únicamente de hojas de una especie de planta en particular.

Los escarabajos de tierra y Rove son carnívoros, consumiendo invertebrados como caracoles, insectos, babosas y lombrices.

Especies coprófagas consumen heces y carroña. En algunos casos los escarabajos se alimentan de las larvas que los insectos depositan en las heces y en la carne en descomposición.

Importancia para el planeta

Debido a su dieta son considerados como unos recicladores naturales del planeta, es decir, debido a su dieta eliminan todos los productos de desecho y los convierten en material inorgánico que puede ser aprovechado por los ciclos biogeoquímicos del planeta.

Los escarabajos son animales que pueden comunicarse con otros de su especia empleando dos tipos de feromonas, la feromona de agregación y la anti-agregación. Esta última contribuye a contrarrestar a la primera.

La feromona de agregación cumple la función de atraer otros escarabajos a una fuente de alimentos con el fin de encontrar pareja y aparearse.

Este equilibrio entre las feromonas les permite gestionar los recursos y mantener niveles adecuados de alimentos para la supervivencia.