Saltar al contenido

¿Qué comen los guacamayos?

que comen los guayacamayos
¿Qué comen los guacamayos?
5 (100%) 1 vote

Los guacamayos o guacamayas son aves que pertenecen a la familia de los loros o Psittacidae y pertenece al orden de los Psittaciformes. Las guacamayas están representadas por 14 especies, seis de las cuales se encuentran extintas. Se les encuentra en las selvas desde México hasta el noreste de Argentina.

Suelen alimentarse de insectos y bayas. Se les encuentra en bosques con climas tropicales, su cabeza y cuerpo es de mayor tamaño que el de los loros y su plumaje es más colorido.

Alimentación de los guacamayos

Son aves ruidosas que incluso chillan cuando se alimentan. Son aves longevas que sobrepasan los 50 años de vida

En la selva suelen alimentarse de frutas, bayas e insectos varios. Algunas plantas de la selva para preservar sus bayas y semillas, suelen recubrirlas con venenos. Las guacamayas superan este escollo consumiendo arcilla de los acantilados y cauces de los ríos.

La arcilla protege al guacamayo del veneno de las plantas.

En los hogares los guacamayos deben alimentase cuidadosamente, deben ingerir un 10% de su peso en alimento seco, el 12% de alimentos frescos como frutas y vegetales.

Entre el alimento seco que se les puede ofrecer están la avena, el maíz, el girasol, las nueces y el mijo. Se les pueden ofrecer con algo de frecuencia nueces, anacardos, castañas y avellanas.

Consumen también germinados de legumbres, alfalfa, lentejas, garbanzos, arroz, pipas de calabaza y sésamo.

Entre los alimentos frescos que deben consumir se encuentras las frutas y las verduras, zanahorias, plátanos, fresas, cerezas, manzanas, pimientos, calabacín, piña, melocotón, papaya y sandia.

¿Cómo se alimentan los guacamayos?

Los guacamayos suelen despertar temprano y acudir a los barrancos y acantilados de arcilla que rodean a los ríos. Por lo general los loros se turnan para consumir arcilla antes de buscar su alimento en la selva.

Las guacamayas vuelan en ruidosas bandadas. Suelen buscar árboles frutales y palmeras llenas de bayas. Con sus picos pueden ejercer mucha presión y romper las cascaras de los frutos secos y estos son lo suficientemente afilados como para permitir al ave cortar fácilmente la pulpa de las frutas.