Saltar al contenido

¿Que comia el tiranosaurio rex?

Que come el tiranosaurio rex
¿Que comia el tiranosaurio rex?

Hace muchos años se inició la polémica sobre la dieta del tiranosaurio rex, pues la comunidad científica se preguntaba si comí carroña o cazaba. Quienes secundaban la primera teoría afirmaban que el cuerpo del tiranosaurio era demasiado grande y robusto como para perseguir a sus presas.

Para conocer qué tipo de carnívoro es, debes continuar leyendo.

Alimentación del tiranosaurio

El tiranosaurio era un carnívoro estricto, consumía únicamente carnes, era el depredador de mayor tamaño de su hábitat, sus presas favoritas eran los Ceratópsidos y los Hadrosáuridos.

Debido a su tamaño y fuerza los científicos dudan si clasificarlo como cazador o carroñero, ya que sus presas favoritas podían correr a una mayor velocidad que la de él. El tiranosaurio podía correr a 17 Km/h.

Las mandíbulas de este dinosaurio medían de 1,4 metros y tenía dientes curvados y afilados de más de 20 cm de largo. Su mordida era poderosa y destructora, podía generar hasta 4 toneladas de presión.

Se desconoce si era caníbal o no, o si había diferencias entre las dietas de machos y hembras.

Lo que si se ha descubierto es que estos dinosaurios no capturaban dinosaurios de su mismo tamaño o mayores, consumían  presas mucho más pequeñas e incluso, crías de otros dinosaurios.

¿Depredador o carroñero?

Gracias a las películas este dinosaurio era marcado como un feroz depredador, sin embargo al estudiar su anatomía notaron que este dinosaurio era muy lento.

Las características anatómicas eran presentadas por ambos grupos de científicos (aquellos a favor del tiranosaurio carroñero y los que están a favor del tiranosaurio depredador) como pruebas para sus respectivas teorías.

Un fósil con un diente del tiranosaurio rex resolvió la disputa. El fósil era de la cola de un hadrosaurio con un diente de tiranosaurio.

El fósil fue llevado a la Universidad de Kansas donde fue analizado. Luego de estudiar detenidamente los fósiles se descubrió que perseguían a sus presas vivas.